Mantenimiento del cierre de ULA TV evidencia nula intención de garantizar la libertad de prensa en Venezuela

 El canal de televisión de la Universidad de Los Andes, ULA TV, cumple este 15 de junio de 2023 seis años sin transmisión en señal abierta por decisión de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel). La sanción administrativa impuesta por este ente del Estado a la única televisora universitaria de Venezuela se mantiene, pese a que su directiva ha cumplido con todos los requisitos necesarios para el uso del canal 29 UHF, asignado desde el año 1999.

El Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ODH-ULA) recuerda esta fecha y el mantenimiento del cierre de ULA TV como una muestra clara de que el régimen de Nicolás Maduro no tiene ninguna intención de garantizar la libertad de prensa en Venezuela. De acuerdo con datos de la ONG Espacio Público, en 19 años —entre 2003 y 2022— al menos 285 emisoras de radio cerraron en todo el país. Solo durante el año pasado, Conatel ordenó el cierre de al menos 95 emisoras a nivel nacional, según registros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

“Las cadenas de televisión se han visto obligadas a autocensurarse o han desaparecido. Diez cadenas extranjeras también han sido expulsadas del país”, señaló en marzo pasado el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo de la Universidad de Oxford. “Entre 2013 y 2022, más de 60 periódicos venezolanos dejaron de circular indefinidamente por falta de fondos, el control del gobierno o la incapacidad de comprar papel suficiente para imprimir sus ediciones”, agrega la nota.

Leer más: Comunicado ante el cierre de ULA TV

La libertad de prensa es un derecho humano y un pilar de la democracia

Las violaciones a la libertad de prensa constituyen una violación del artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que establece que “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Desde 1993, cada 3 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa, proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en atención a la recomendación de la Conferencia General de la Unesco. La elección de la fecha se corresponde con el aniversario de la Declaración de Windhoek, un documento que recoge los principios de la libertad de prensa.

La organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF) define la libertad de prensa como “la posibilidad efectiva para los periodistas, como individuos y como colectivo, de seleccionar, producir y difundir informaciones, en aras del interés general, independientemente de las interferencias políticas, económicas, legales y sociales, y sin menoscabo para su seguridad física y mental”.

RSF publica anualmente una Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, en la que evalúa la situación de esta en 180 países del mundo. Este año Venezuela ocupa el puesto 159 del ranking, siendo el tercer país de todo el continente americano —detrás de Cuba y Honduras— con peores condiciones para el ejercicio de la libertad de prensa.

“El equipo sigue trabajando”

El ODH-ULA conversó con Nereida Pacheco, directora de ULA TV, a propósito del sexto aniversario del cierre en señal abierta de esta televisora. Pacheco destaca que pese a no poder transmitir por televisión ni tener de vuelta los equipos confiscados por Conatel, los trabajadores de este medio de comunicación institucional no han dejado de ejercer sus labores. ULA TV mantiene su transmisión por YouTube, en cuyo canal cuenta con más de 7.760 suscriptores.

“El equipo sigue trabajando. Hay mucha gente que se ha retirado por diversos motivos. Somos menos, pero mantenemos el compromiso de seguir haciendo trabajos y estando presentes, llevando adelante proyectos para la comunidad no solamente ulandina, merideña y venezolana, sino también internacional. El trabajo que se transmite a través del canal de Youtube (ULAtv Oficial) lo vamos a seguir manteniendo, incluso el proyecto es mejorarlo, nutrirlo aún más. Hemos logrado hacer transmisiones en streaming. La próxima será el 24 de julio, el día que se celebrará el centenario de el rector de rectores, el Dr. Pedro rincón Gutiérrez”, dijo Pacheco.

El ODH-ULA reitera su denuncia sobre las violaciones de derechos humanos en Venezuela, incluidas aquellas que atentan contra la libertad de prensa y de expresión. Estas libertades son pilares de la democracia y es deber del Estado garantizarlas y promoverlas, en lugar de aumentar una hegemonía comunicacional que impide la existencia de una prensa libre, plural e independiente, principios que están consagrados en la referida Declaración de Windhoek. (Prensa Observatorio de Derechos Humanos
Universidad de Los Andes. Mérida – VE)