Las autoridades en un silencio total y aun sin agua tres parroquias vigíense

La población de El Vigía, se están pronunciando a través de las redes sociales y han dejado en el aire, la situación que están viviendo con el agua potable.

Al respecto Julio Quintero, habitante de la parroquia Páez, manifestó en las redes sociales que la fortaleza o la tranquilidad es abismal en los habitantes de la ciudad de El Vigía, tras soportar cada hora que pasa, el día a día y semana tras semana, sin que nadie a ciencia cierta establezca unos límites a la tan deplorable situación que se vive con la falta de Agua. Ya va un mes sin agua en tres de las principales parroquias que componen el municipio Alberto Adriani.

Acotó Quintero, que estas parroquias más populosas, que están habitadas por los diferentes estratos sociales, con personas que tienen diferentes artes, oficios y profesiones las cuales ameritan del vital líquido, desde el más mínimo quehacer de su hogar, hasta desempeñarse en sus trabajos, los cuales también se han visto limitados.

Recalcó el denunciante, que tal vez algunos tengan la fortuna de poder comprar no un solo cisterna, ya habrá quienes han tenido por obligación comprar dos, tres y hasta cuatro cisternas. Pero, así mismo, están los que no pueden comprar así sea medio cisterna, porque si lo hacen no comen, esto quiere decir que hay lugares en El Vigía que no tienen agua desde hace un mes, mientras otros sectores tienen mes y medio, quizás algunos dos meses, pero les puedo asegurar que hay sectores como Vista Hermosa que ya va para tres meses.

Manifestó Quintero, no hay a quien le duela está situación y mientras tanto aguantamos, pero, ¿Hasta cuándo? Nuestros gobernantes son conocedores de esta situación, porque si la conocen, tal vez no la vivan en carne propia, ya que para ellos las cisternas sí deben de existir. Lo que hacen es pedir paciencia, tengan fe que pronto resolvemos la contingencia; Ajá muy bien – Papá Dios se va a poner bravo de tanta pedirle y rogarle. –

Comentó el vigiense, por tener tanta fe, es que nos tienen en una sola vacilación y si nos quejamos mucho por las redes sociales y tal cual comunicador social o medio de comunicación expone lo que los habitantes opinamos, nos mandan a que vayamos al río Chama a trabajar.

Añadió Quintero, con todo respeto señores gobernantes, pues si, con mucho gusto muchos podremos ir, pero, ¿a razón de que? seguro que con una pala y un pico que pueden llevar se va resolver rápidamente la situación. Los que levantamos la voz de protesta, no lo hacemos para crear guarimbas, sino, porque estamos altamente preocupados para que todos en esta cálida ciudad tengamos suficiente agua que por derecho nos corresponde a todos, seamos blancos, rojos, amarillos, del color que sea políticamente hablando.

Informó Quintero; elevar una petición o dar una opinión no es guarimbear, es querer ayudar a resolver, deben oír a todos los que de una forma u otra dan su opinión valedera, acertada y técnica, pues seguramente a la brevedad posible tendríamos Agua. Además, por las redes sociales hay algunos que en medio de la necesidad y del desespero han propuesto una “Hora Cero”, por lo que considero que se debe respetar las opiniones; tal vez la propuesta no es guarimbear, sino, lograr que todos los entes públicos nacionales, se enteren que en Venezuela hay una ciudad llamada El Vigía, emporio del Sur del Lago de Maracaibo que tiene ya un mes sin agua.

Señaló Quintero, pero, de una salen a descalificar los adeptos al gobierno; entendamos, estamos mal muy mal sin agua, lo importante eres tú, tu familia, tu comunidad; qué carajo el partido político, ni ocho cuartos, lo importante es tener agua, después tendrán tiempo para arrodillarse ante quien sea, pero, por ahora, Dios exijamos agua estemos donde estemos y en la acera que sea. (Jorge Enrique Rivera)