Gobierno bolivariano entregó enseres a familia damnificada

Como parte de las respuestas oportunas otorgadas por la Revolución Bolivariana a las familias damnificadas en La Pedregosa, el diputado de la Asamblea Nacional (AN), Rodolfo Zerpa, en representación del gobernador Jehyson Guzmán, entregó enseres a una familia que tuvo pérdida total en el sector.  

El parlamentario informó que en el marco de la operación Murachí, desplegada este sábado en la parroquia Lasso de la Vega, se le otorgó a la señora Ana Sulbarán una nevera, una cocina, una litera, dos colchonetas y un colchón para que solvente la situación mientras son reubicados en una vivienda digna que está siendo tramitada a través del Fondo para el Hábitat y Vivienda del estado Mérida (Fonhvim). «Hoy la Revolución está entregando hechos concretos y dando apoyo a esta familia merideña, porque es la instrucción del presidente Nicolás Maduro quien, junto al gobernador, ha estado al frente de esta difícil situación», dijo Zerpa.

Apoyo total del Gobierno

Con sentimientos encontrados, la beneficiaria agradeció primeramente a Dios por estar todos vivos —esposo y dos hijos— y, segundo, al mandatario nacional y al gobernador Guzmán. «Soy opositora y he tenido mucho apoyo del Gobierno venezolano. De verdad, agradezco al gobernador, al alcalde Jesús Araque y, por supuesto, a Nicolás Maduro, con Dios primero, tendré mi casita por parte de ustedes. Aquí vino William Dávila, pero no conté con él, en su momento él si contó con mi voto», expresó. 

Asimismo, Sulbarán solicitó a la presidenta del Fonhvim una vivienda digna, porque tuvo pérdida total. «Estoy segura de que el Gobierno no me va abandonar. Ustedes tienen las fotos de las ruinas, de cómo quedó la casa, que era del señor Hugo, yo tenía tres años viviendo ahí. Queremos una vivienda digna y estoy segura de que la vamos a recibir», añadió. 

Igualmente, el señor Hugo Torres dio “un Dios le pague” y agradeció al Gobierno regional y municipal por la ayuda recibida desde el día uno. /Prensa Gobernación del estado Mérida