Caso del exjugador de la ULA FC Diego Quintero fue accidental.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por efectivos del CICPC Mérida, la muerte del joven merideño Diego Andrés Quintero Díaz, de 21 años de edad, resultó ser accidental. Como se recordará este hecho se registró la madrugada del pasado sábado 24 de febrero cuando el joven en mención fue encontrado mal herido en el estacionamiento de las residencias El Viaducto.

Según lo indagado por los efectivos policiales quedó evidenciado en las grabaciones obtenidas de las cámaras del Centro Comercial Yuan Lin, que el joven ese día estaba bajo los efectos de sustancias alcohólicas y al pretender saltar de una pared a otra, cayó al vació causándose lesiones que lo mantienen en delicado estado de salud en Iahula.

El joven lesionado fue auxiliado por efectivos del Cuerpo de Bomberos de Inparques quienes lo trasladaron a la emergencia de Iahula donde se le diagnosticó traumatismo craneoencefálico severo y fractura de la clavícula, lesiones que lo mantienen recluido en este nosocomio bajo resguardo médico y pronóstico reservado,

Diego Andrés Quintero Díaz, cayó desde una altura aproximada de 10 metros desde la terraza del CC Yuan Lin , cayendo en el estacionamiento de las Residencias El Viaducto. Este joven tiene su residencia en la avenida Las Américas.  (Jlsa CNP 23957)